UGT y CCOO inician conversaciones con Ayuntamiento de Cuenca y Junta para intentar frenar el cierre de planta de Gamesa

CUENCA, 12 Ene. (EUROPA PRESS). UGT-FICA CLM (Federación de Industria, Construcción y Agro de Castilla-La Mancha) y CCOO Federación de Industria de CLM han expresado su «rechazo absoluto» al anuncio de cierre de la planta de Siemens Gamesa en Cuenca, lo que supondrá «el despido colectivo de 51 trabajadores», y han avanzado que ya han iniciado conversaciones con el Ayuntamiento de Cuenca y con la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha para intentar «poner freno» a las pretensiones de cierre.

Tal y como explican en nota de prensa, este lunes 11 de enero la dirección de la empresa anunciaba la decisión de continuar deslocalizando su producción de fabricación de palas eólicas hacia Portugal.

Tanto UGT-FICA CLM como CCOO Federación de Industria CLM critican «duramente» lo que consideran una «estrategia de desmantelamiento y deslocalización» de la producción en España, «cuyo objetivo no es otro que trasladar los centros de producción a Portugal y continuar trabajando con mano de obra más barata para luego importar las palas a España».

UGT-FICA CLM y CCOO Federación de Industria CLM, que «llevarán este asunto hasta sus últimas consecuencias, entienden que la empresa muestra de esta manera una actitud poco ética y una auténtica falta de escrúpulos» al «ensañarse nuevamente con el empleo en España».

Además, advierten de que la compañía «continuará destruyendo puestos de trabajo hasta desmantelar la antigua Gamesa», pues «Siemens Gamesa también ha anunciado una reestructuración en oficinas».

Del mismo modo consideran «incomprensible» estas decisiones cuando desde el Gobierno central se mantiene una apuesta decidida por las energías renovables como pilar para la recuperación de la pandemia de Covid-19 y tras haber ofrecido en las últimas reuniones facilidades para mantener la carga de trabajo en las plantas españolas.

Al contrario de lo que ocurre en otros países de la Unión Europea, donde el resto de fabricantes está manteniendo el empleo e incluso abriendo nuevas instalaciones, denuncian que desde la llegada de Siemens a Gamesa la «única estrategia que ha seguido la empresa en España ha sido la destrucción de empleo, tanto en oficinas corporativas como a través de los cierres de los centros de producción», llegando «a dejar en la calle a un millar de personas».