Anulan rutas escolares de Cuenca y cierran colegios de Ciudad Real por frío

Toledo, 13 ene (EFE).- Los efectos de la borrasca ‘Filomena’ han provocado que este miércoles, día en el que se ha reanudado el curso escolar de manera presencial en el 70 por ciento de centros educativos de Castilla-La Mancha, se hayan tenido que anular las rutas de transporte escolar en la provincia de Cuenca y cerrar colegios de Ciudad Real por problemas de calefacción.

Así lo ha señalado, a preguntas de los periodistas, la consejera de Educación, Cultura y Deportes, Rosa Ana Rodríguez, tras visitar el Colegio de Educación Infantil y Primaria (CEIP) ‘Ángel del Alcázar’ en el barrio de Santa Bárbara de Toledo, para comprobar los daños ocasionados por el temporal.

Rodríguez ha afirmado que han tenido que anularse todas las rutas de transporte escolar en la provincia de Cuenca, lo que ha supuesto que en algunas localidades no pudiera comenzar el segundo trimestre del curso de manera presencial y hayan tenido que optar por la enseñanza telemática, como también ha ocurrido en los centros educativos de la provincia de Toledo, excepto en la zona de Talavera, y en gran parte de la provincia de Guadalajara.

No en vano, ha indicado que «la seguridad del alumnado y el profesorado es fundamental y no se ha querido poner en riesgo», por lo que pese a que los centros educativos estaban preparados, el estado de las carreteras imposibilitaba la presencialidad en las aulas, de lo cual ha dicho que este martes se ha avisado a las empresas del transporte, a los equipos directivos y a las familias, para que estuvieran preparados para la nueva situación.

Además, la titular regional de Educación ha indicado que algunos centros educativos de la provincia de Ciudad Real, «dos o tres», que habían abierto sus puertas, han tenido que cerrar por problemas «puntuales» de calefacción.

La Delegación de la Junta en Ciudad Real ha precisado, en un comunicado, que las incidencias en este inicio del segundo trimestre lectivo del curso se han producido en la comarca de Los Montes.

En concreto, han afectado al colegio «Nuestra Señora de las Mercedes» de Los Cortijos, que no ha abierto sus puertas por un problema con el sistema de calefacción que ha obligado a que sus alumnos a seguir las clases on line, y a los estudiantes de Navas de Estena y de Retuerta del Bullaque, que no han podido desplazarse al IES “Montes de Cabañeros”, en Horcajo de los Montes, al suspenderse el servicio de autobús que los traslada a través de la carretera CM-4107.

Además, en Guadalajara seis centros escolares de la capital ya han comunicado que reiniciarán este miércoles de forma presencial las clases, mientras que las rutas escolares de la provincia han quedado todas suspendidas salvo la de Fontanar a Yunquera.

En general, el reinicio de las clases presenciales en los centros educativos de la provincia de Guadalajara que han estado en disposición de abrir sus puertas este miércoles a su alumnado se ha desarrollado con normalidad, si bien se han registrado dos incidentes relacionados con los estados de la calefacción, según ha detallado la Delegación de la Junta en esta provincia a través de un comunicado.

En concreto, Cogolludo se han suspendido las clases de Infantil al no funcionar el sistema de calefacción, y en Lupiana también el alumnado de Infantil se ha visto afectado por problemas con la climatización de las aulas, pero en este caso el Ayuntamiento ha trasladado al alumnado a otras dependencias municipales, por lo que no ha sido necesaria la suspensión de las clases.

En Cuenca, un 20 por ciento de los alumnos de Infantil y Primaria de la provincia no ha podido reanudar el curso escolar de forma presencial, debido a las incidencias de la borrasca Filomena.

Según los datos facilitados por la Delegación de la Junta, han sido 3.039 los alumnos de este ciclo que no han podido acudir a las aulas, de un total de 15.070, y con 22 centros afectados, un tercio de los centros de Infantil y Primaria de la provincia.

En concreto, han sido 949 alumnos afectados en Infantil y 2.090 en Primaria, incluyendo aquellos que no han podido tomar las rutas de transporte, que este miércoles estaban canceladas en toda la provincia.

Estas mismas fuentes han indicado a Efe que han sido 15 los centros o secciones de Colegios Rurales Agrupados de la provincia los que no han podido iniciar el curso de forma presencial, debido a acumulaciones de nieve en cubiertas, como en el caso de Villanueva de la Jara, o roturas de tuberías y averías por las bajas temperaturas, como Carrascosa del Campo y Villarejo de Fuentes.

En Huete o Villar del Humo no funcionaba la calefacción del centro de forma adecuada, y tampoco han podido retomar las clases presenciales en Belmonte.

Preguntada por si cree que en Toledo podrán abrir los colegios e institutos el próximo lunes 18 de enero, Rodríguez ha considerado que es «aventurado» dar una respuesta, al tiempo que ha afirmado que «lo importante no son las competencias que tenga cada administración sino que los centros estén habilitados para su apertura», por lo que en caso de no estarlo, no abrirían, por lo que se continuaría con la enseñanza telemática.

Por otro lado, Rodríguez ha puntualizado que tendrá que ser el Consejo Escolar regional, en su primera reunión de cara a este segundo trimestre, el que decida cómo se reajustará el calendario para compensar o recuperar los días que no ha habido actividad lectiva por el temporal.

En este sentido, ha señalado que la Consejería de Educación llevará la propuesta para que se estudie cómo hacer ese reajuste y será el Consejo Escolar el que valore si se hace una ampliación de dos días en el calendario de forma generalizada o si se establecen alternativas por localidades o según la disposición de los centros educativos. EFE